lunes, 27 de marzo de 2017

DARLE LA VUELTA A LA TORTILLA



Hacía mucho tiempo que en un país como el nuestro, no se conseguía tumbar un decreto ley aprobado por el Parlamento. Hacía mucho tiempo que en este país la gente no conseguía ponerse de acuerdo para algo tan importante.
Por eso hago este escrito.
En primer lugar, debo felicitar a un colectivo como el de los estibadores, porque es evidente que han conseguido todo por lo que estamos luchando día a día desde nuestra plataforma, es decir, una unión férrea, con una fuerte conciencia de clase que les ha dado la fuerza suficiente como para presionar con la huelga. Y lo han conseguido, sí señor. Han sido capaces de tumbar al mismísimo Gobierno, a la Patronal y a las Multinacionales que se iban a beneficiar por la presión de UE para la liberación de los puertos.
La respuesta de estos estamentos ha sido clara y fulminante al sentirse incapaces de encauzar la situación en su beneficio, como siempre suele ocurrir. ¿Y cómo lo han hecho? A través de unos medios de comunicación que están al servicio y al amparo del más fuerte. Se han encargo de transmitir el mensaje que siempre se suele utilizar para la manipulación a favor de sus intereses: el miedo. El intenso temor a tener que aguantar las represalias, que en este caso tiene un nombre, bueno más que un nombre, tiene una cantidad a pagar en forma de multa. ¿De qué otra forma si no podrían quitarnos el sueño?
De todas formas, no quiero terminar sin mencionar un punto muy importante y que llevamos años arrastrando. Todos conocemos la mala relación que existe en algunos casos entre el gremio de los estibadores y el nuestro, el de los transportistas.
Pienso que ha llegado el momento en el que debemos darle la vuelta a la tortilla.
Con esto quiero decir que si desde siempre han existido problemas entre los dos gremios, que por cierto no han beneficiado a ninguno de los dos, es la hora de que cambiemos esta situación.
Es la hora de la unión, porque considero que nuestros enemigos son los mismos y ya que hemos visto que lo que propone nuestra plataforma, que es ir todos a una, puede funcionar. 
Entonces, ¿qué nos impide hacerlo?




lunes, 6 de febrero de 2017

ESPAÑA HA DICHO NO...



Chic@s si no nos ven ,no sirve de nada todo lo que se está haciendo desde la plataforma.Por eso nuestra insistencia ,en vez de caer en el desánimo,por lo contrario no es más que un impulso necesario,porque tenemos un propósito fundamental.

Señores debemos conseguir que se nos oiga a nivel internacional,y considero que cada pequeño paso que logremos dar no es más que una pequeña victoria dentro de una lucha en la que en la balanza tenemos NUESTROS DERECHOS FUNDAMENTALES. Francia ha conseguido hacer una alianza de nueve países para defender precisamente esos derechos fundamentales de los que hablo y luchar contra la competencia desleal en el sector del transporte.

La respuesta de nuestro gobierno de España es que NO participa
Lo que me lleva a la conclusión de que nuestros derechos fundamentales de los que hablo están en serio peligro y...¿que más os puedo decir?
No considero que poner unas simple cintas .O bien,una pequeña pancarta pueda significar un esfuerzo tan grande como para no hacerlo.

En ese esfuerzo está en juego nuestra dignidad laboral,que empiezo a cuestionarme que realmente la tenemos justita

¿Que más os tiene que ocurrir para que os mováis?
Esto no es una cuestión de valor,ya que el pueblo español hemos dado muestras de ello en la historia, en nombradas ocasiones...¿Entonces que falla en el sector del transporte ?

Luisa Sempere.