lunes, 27 de marzo de 2017

DARLE LA VUELTA A LA TORTILLA



Hacía mucho tiempo que en un país como el nuestro, no se conseguía tumbar un decreto ley aprobado por el Parlamento. Hacía mucho tiempo que en este país la gente no conseguía ponerse de acuerdo para algo tan importante.
Por eso hago este escrito.
En primer lugar, debo felicitar a un colectivo como el de los estibadores, porque es evidente que han conseguido todo por lo que estamos luchando día a día desde nuestra plataforma, es decir, una unión férrea, con una fuerte conciencia de clase que les ha dado la fuerza suficiente como para presionar con la huelga. Y lo han conseguido, sí señor. Han sido capaces de tumbar al mismísimo Gobierno, a la Patronal y a las Multinacionales que se iban a beneficiar por la presión de UE para la liberación de los puertos.
La respuesta de estos estamentos ha sido clara y fulminante al sentirse incapaces de encauzar la situación en su beneficio, como siempre suele ocurrir. ¿Y cómo lo han hecho? A través de unos medios de comunicación que están al servicio y al amparo del más fuerte. Se han encargo de transmitir el mensaje que siempre se suele utilizar para la manipulación a favor de sus intereses: el miedo. El intenso temor a tener que aguantar las represalias, que en este caso tiene un nombre, bueno más que un nombre, tiene una cantidad a pagar en forma de multa. ¿De qué otra forma si no podrían quitarnos el sueño?
De todas formas, no quiero terminar sin mencionar un punto muy importante y que llevamos años arrastrando. Todos conocemos la mala relación que existe en algunos casos entre el gremio de los estibadores y el nuestro, el de los transportistas.
Pienso que ha llegado el momento en el que debemos darle la vuelta a la tortilla.
Con esto quiero decir que si desde siempre han existido problemas entre los dos gremios, que por cierto no han beneficiado a ninguno de los dos, es la hora de que cambiemos esta situación.
Es la hora de la unión, porque considero que nuestros enemigos son los mismos y ya que hemos visto que lo que propone nuestra plataforma, que es ir todos a una, puede funcionar. 
Entonces, ¿qué nos impide hacerlo?




lunes, 6 de febrero de 2017

ESPAÑA HA DICHO NO...



Chic@s si no nos ven ,no sirve de nada todo lo que se está haciendo desde la plataforma.Por eso nuestra insistencia ,en vez de caer en el desánimo,por lo contrario no es más que un impulso necesario,porque tenemos un propósito fundamental.

Señores debemos conseguir que se nos oiga a nivel internacional,y considero que cada pequeño paso que logremos dar no es más que una pequeña victoria dentro de una lucha en la que en la balanza tenemos NUESTROS DERECHOS FUNDAMENTALES. Francia ha conseguido hacer una alianza de nueve países para defender precisamente esos derechos fundamentales de los que hablo y luchar contra la competencia desleal en el sector del transporte.

La respuesta de nuestro gobierno de España es que NO participa
Lo que me lleva a la conclusión de que nuestros derechos fundamentales de los que hablo están en serio peligro y...¿que más os puedo decir?
No considero que poner unas simple cintas .O bien,una pequeña pancarta pueda significar un esfuerzo tan grande como para no hacerlo.

En ese esfuerzo está en juego nuestra dignidad laboral,que empiezo a cuestionarme que realmente la tenemos justita

¿Que más os tiene que ocurrir para que os mováis?
Esto no es una cuestión de valor,ya que el pueblo español hemos dado muestras de ello en la historia, en nombradas ocasiones...¿Entonces que falla en el sector del transporte ?

Luisa Sempere.




miércoles, 21 de diciembre de 2016

FELICITACIÓN NAVIDEÑA.




“Existen tres cosas que no pueden ocultarse por mucho tiempo: el sol, la luna y la verdad”  Buda.

Si alguien tan sabio como él, supo discernir esta razón, resulta demasiado evidente que no puede tratarse de un error.
Nuestra verdad es que necesitamos unión y trabajar codo con codo por un transporte mejor.

Mi deseo para esta navidad es que todos y cada uno de nosotros, sepamos comprenderlo, porque cada pequeño avance que consigamos hoy, puede significar una vida mejor para todos mañana.



¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Luisa Sempere.


lunes, 14 de noviembre de 2016

UNA REFLEXIÓN NECESARIA...

Hola chic@s. 

Hoy, alguien importante para mí, me dijo que como plataforma trabajamos mucho, pero  no hemos conseguido cambiar las cosas😓. 

Os cuento de nuevo.... el porqué nos unimos. Un grupo de personas que vivimos del transporte o, mejor dicho, ...hoy por hoy (mal vivimos de él), nos parecía sorprendente que no se hiciera nada desde los sindicatos y asociaciones para acabar con tanto abuso, tanta precariedad y tanta ruina. 
Tras recorrer conferencias, reuniones, pedir ayuda individualmente a las instituciones, asociaciones, sindicatos, defensores del pueblo o al sector en general, y ver que todo el mundo hacia oídos sordos, decidimos dar un paso al frente y arrancar en Ruta Todos a Una (aunque todos decían que era imposible unir asalariados ,pymes ,autónomos con tarjeta y cooperativistas). Nosotros manteníamos nuestra idea clara: (Estamos como estamos, por el individualismo y la falta de unión. La realidad del sector es así de variada.... Ese es nuestro punto de partida. 
Cada vez hay más precariedad, menos derechos, más obligaciones y más riesgo de accidentes y enfermedades... Menos vida social y familiar. Cada vez se trabaja con mas presión. Tiempo atrás las empresas organizaban los viajes y l@s chóferes volvían a sus hogares cada semana o cada 8 días.

Hoy lo habitual es estar 20 días fuera como un perro y sin derecho a replica 😶. 

Y esa es la única ventaja que se consiguió... el sálvese quien pueda🏃🚒🏃🚒. 
Como plataforma, nos hemos hecho respetar por trasladar los problemas sin buscar controversia. Siempre intentando sumar y avanzar por mejorar. Intentamos mantener informado a todo el mundo. Nuestro tiempo esfuerzo y dinero lo dedicamos a este proyecto. Pero somos conscientes de que el sector necesita mas. Necesita además de una plataforma que pone voz al problema y trabaja de manera altruista. Se necesita esa organización fuerte y libre de chorizos y farsantes que viven del cuento, y para eso, por desgracia, nos tenemos que mojar. Hay que aportar tiempo dinero si queremos tener un gabinete jurídico en condiciones y tener claro que no debemos bajar la guardia, porque en este país nuestro que lo que prima es la pilleria. 😡 Los listos pronto se acomodan 🤑, mientras 🚒 🚒 🚒 vosotr@s os dejáis la piel en la carretera. Y ESO NO LO PODEMOS CONSENTIR 😡

Como podéis haber podido ver, todo este tiempo sindicatos y asociaciones ya consolidados nos tienden la mano para ayudarnos (todos sabemos, que lo que han hecho hasta ahora ,no ha sido para tirar cohetes, ni darles medallas😒). Pero ya que se ha intentado durante mucho tiempo crear ese órgano independiente y 😓no ha sido posible por la poca participación y poco apoyo, 🚚🚚

¿Que os parece si les damos una oportunidad a estas organizaciones que nos tienden la mano?
Eso si 😬sin bajar la guardia y supervisado por tod@s. 

Espero vuestras opiniones.

martes, 4 de octubre de 2016

45 MINUTOS.





45 MINUTOS



“Es de lo que dispongo. No más.

Sí, es cierto. Estoy durmiendo, dejándome arrastrar por el cansancio de cualquier manera, en cualquier posición. No tengo tiempo para pensármelo. Ni tan siquiera para soñar, ni poder llegar a echar de menos. No he comido, no me he aseado, no he llamado a mi mujer. Solo necesito dormir”

Estos son los pensamientos de mi marido, Juan, mientras me espera en la estación de autobuses para que haga parte de su viaje con él. No nos queda otra, porque es la única forma de poder estar más tiempo juntos. Atrás lo dejo todo, casa, niños, padres… en fin, mi vida cotidiana se pone en pausa para poder estar con él.
Solo tengo que echar un vistazo a su rostro cansado para saber que seguramente habrá acabado de parar tras cuatro horas de viaje y después de permanecer bajo un sol de justicia en un descampado durante tres horas para que le dieran el aviso de que puede cargar, porque la época en donde existían las salas para conductores ha llegado a su fin y se ve obligado a parar en cualquier sitio para poder descansar. De hecho, si llega tarde y todo está ocupado, no le queda otra que dormir a pie de carretera con todo lo que ello supone.
No deja de parecerme una ironía que todas las campañas de prevención contra accidentes se basen precisamente en la falta de atención, cuando una persona como él, prácticamente, carece de ella. Es imposible que pueda mantenerse fresco y en condiciones cuando no descansa bien. Y devora kilómetros sin poder remediar que mi imagen y la de mis hijos se vaya de su cabeza, porque sé que cualquier día y en cualquier momento puede surgir una tragedia sin poder hacer nada por remediarlo.
En cualquier momento puede dormirse y todo se habrá acabado. Está tan obsesionado con esto que ha puesto una alarma en el móvil para que suene cada cuarto de hora. Me parece brutal que un sonido que a otros les puede matar conduciendo, a  él lo salve; pero no tiene otra opción.
Quiere poder llegar hasta nosotros, podernos disfrutar. Abrazarnos, cenar juntos, ver una película en el sofá… cosas cotidianas pero que para nosotros son rotundamente únicas y especiales. ¡Qué importa que los días de descanso lo pillen en Francia! Que necesite once horas para llegar y otras once horas para volver sentado en un autobús. Horas que tiene que restar de las cuarenta y ocho que le pertenecen y que nos dejan disponible solo de veintiséis para poder tenerlo en casa.
Nada importa.
Toda su energía la emplea en combatir esos seis minutos que las estadísticas dicen que permaneces dormido antes de despertar al volante. Sí señores, seis minutos marcan la diferencia entre la vida y la muerte.
Lo que me lleva a la eternas preguntas…
¿Hasta cuando los intereses van a campar a sus anchas? ¿Qué estamos esperando para reaccionar y conseguir que todo mejore? ¿Cuántas familias van a tener que enfrentarse a su propio dolor por una pérdida?

Mientras llegan las respuestas, no me queda otra que luchar por cada kilómetro que recorre con la esperanza de que en algún momento la situación mejore y podamos conseguir una mejora laboral que nos resulta brutalmente necesaria. Por ley tenemos derecho a un trabajo digno, por mucho que quieran hacernos creer que tan solo se trata de una utopía cargada de palabras vacías.




 Luisa Sempere.

jueves, 12 de mayo de 2016

ACLARACIÓN IMPORTANTE.



La verdad es que había pensado que iba a tardar más en notar respuestas a mi escrito del otro día. No ha sido así y me encanta, porque es una forma de dar pie a aclarar las posibles dudas.

Vamos por partes…

En primer lugar, yo, me llamo Luisa María Sempere y siempre, cuando digo siempre, es siempre, firmo mis escritos con mi nombre. Y esto es un dato importante para el que quiera dirigirse a mí directamente. Estoy abierta en todo momento al dialogo, siempre con la intención de conseguir mejoras.

En segundo lugar, soy una de las integrantes de la Plataforma En Ruta Todos a Una, que surgió después de comprobar que se quería centrar solamente en luchar por conseguir mejoras para los conductores con tarjeta. Cuando pienso que todo no se reduce a eso.
¿No os sobra comprobar que tras años y años de lucha por los derechos por separado no se ha conseguido nada?
¿Qué diferencia a unos de otros? Está claro que dentro del gremio tienen que existir oportunistas que intenten sacar beneficio propio a costa de los demás; pero, es injusto que paguen justos por pecadores.
¿Hace daño el falso autónomo al que no lo es? Pues sí; pero los detractores no ven más allá del concepto. No hay que dudar en ningún momento en la situación económica de uno de vosotros cuando se ve forzado a firmar algo que no solo lo condena a trabajar en condiciones malísimas, sino que tiene que afrontar una vida laboral que roza la esclavitud por tener que llenar la nevera. Todos tenemos hijos.
La Plataforma En Ruta Todos a Una no recibe “pasta” (como pensáis algunos) de ningún sindicato ni organismo gubernamental ni por parte de los empresarios.
Repito…
Es una organización SIN ÁNIMO DE LUCRO.
Sé que es difícil de entender, pero como dije el otro día, la inteligencia del mal pensado por desgracia es más efectiva y más rápida del que lo único que pretende es conseguir un trabajo digno.
Pero, como decía mi abuela (que era una mujer muy sabia)… Contra la estupidez, la envidia y los celos no se han inventado vacunas.
Y creo que esta es la razón de que nos encontremos en este punto. Si no somos capaces de anteponer el bien común a nuestro propio orgullo lo único que se conseguirá es tener las neveras vacías y que trabajadores de otros países aprovechen la coyuntura para adueñarse del sector, que es al fin y al cabo lo que interesa.

En tercer y último lugar, como plataforma tenemos el mismo derecho por Constitución que todo el mundo a expresar nuestras opiniones. Al que piense que después de dos años no hemos conseguido nada, es que no tiene suficiente visión cómo para aceptar que en comparación a todos los años en los que se ha luchado por separado y no se ha conseguido nada.

Aceptamos el derecho a levantar el puño, de la misma forma que se tiene que aceptar que nuestro medio es la palabra. No es cuestión de poner los cojones sobre la mesa, es el momento y la hora de actuar con inteligencia.

Solo hay un camino y es la unión.

Y pienso que esto es lo que nos diferencia con el resto de Europa. Es más fácil criticar y si puede ser por la espalda mejor, que afrontar un hecho y luchar por él.

Luisa Sempere

martes, 10 de mayo de 2016

TRANSPORTE SOCIAL.






Esta mañana he asistido a la reunión para recogida de firmas para la Unión Europea que se ha realizado en el Centro Social de Torrellano (Alicante).
Y tras reflexionar sobre los puntos que se han tratado, hay una pregunta que prevalece por encima de todas:
Señores, ¿hasta cuándo se va a permitir que continúe la situación?
Se estima que un país como España  debe conseguir recoger sobre las 45000 firmas y en este momento tan solo se ha conseguido reunir 5000.
Lo que me lleva a preguntarme de nuevo, ¿qué es lo que necesita el sector para terminar de reaccionar? ¿Por qué los interesados no son capaces de ver el problema más allá de sus propias necesidades? Y lo que es más, ¿por qué los españoles no conseguimos enfocarlo cómo los franceses? ¿Qué nos diferencia si no son mejores?
La Plataforma Todos a Una es una organización sin ánimo de lucro y, repito, SIN INTERÉS ECONÓMICO.
Entonces, ¿por qué le cuesta tanto al sector creerlo? Es inaceptable que el cinismo y el interés prevalezcan sobre algo que por derecho a todo trabajador le corresponde, que no es otra cosa que una situación laboral digna sin limitaciones y con esto, me refiero a todos los sectores, es decir, cooperativistas, pymes, asalariados y autónomos.
¿Tan difícil supone comprenderlo?
Ese es el único fin que se debe alcanzar.
Ya que resulta obvio que los intereses creados llegan hasta el mismo gobierno y digo esto, porque está permitiendo que las empresas buzón gestionadas por grandes multinacionales, rompan el mercado al consentir que trabajadores de otros países, irrumpan en el sector con menores sueldos y garantías de seguridad, es decir, que son capaces de trabajar como si se tratara de esclavitud.

Señores, la solución no está en levantar un puño que es lo más fácil. La solución está en aunar todas las opciones posibles. No nos queda otra.

Mil gracias a Fátima (secretaría de internacional de CCOO), nuestro enlace en Bruselas.

Luisa Sempere.